Ropa de segunda mano

Una Excelente alternativa para ahorrar dinero sin poner en juego la elegancia…

Anteriormente esta clase de ventas se realizaban en las cocheras de la casas y se consideraban de mal gusto porque se encontraban prendas en muy mal estado, sin embargo hoy en día, existen tiendas y establecimientos donde disponen las prendas de vestir de igual forma como en una boutique, y se pueden encontrar piezas en excelente estado.

Se puede conseguir ropa de marca, que aunque seguramente no esté en temporada, son una opción bastante económica, además es una muy buena forma de reciclaje. Se debe destacar el hecho de que antes de que la ropa sea puesta en venta, pasa por un control donde se seleccionan únicamente las piezas que estén en buen estado, y por supuesto, son lavadas. Evidentemente esto es lo que debería de hacerse, no significa que todos los vendedores lo hagan.

Lo importantes en este caso es perder el prejuicio, por el hecho de que la ropa sea usada, no significa que sea fea o esté en mal estado, se pueden conseguir prendas que han sido usadas una sola vez a un excelente precio, incluso modelos de marcas que son casi imposibles de conseguir en otras tiendas convencionales. A pesar de que cada vez más personas acuden a estas tiendas, aún existe la asociación de éstas con ropa vieja y de mal olor.

Actualmente existen empresas que se dedican a la distribución de ropa usada por toda Europa, incluso existen portales de venta de este rubro por internet, así es, esto que anteriormente se consideraba una práctica de mal gusto, solo para “pobres”, se ha convertido en todo un negocio, existen infinidades de ofertas, que, a pesar de tener más intermediarios e implicaciones que ir a la tienda de la esquina y comprar una playera usada, se pueden encontrar prendas de marcas reconocidas a un muy buen precio, propuesta que resulta muy atractiva. Incluso se encuentran ofertas en portales web que ofrecen ropa usada por peso para los revendedores.

Las ventajas que puede ofrecer este tipo de mercado, en su mayoría son económicas, ya que puede ganar dinero extra por esas prendas de vestir que usted ya no usa, y que aún se encuentran en buen estado, la otra ventaja es que puede adquirir algunas piezas o renovar su closet con un presupuesto menor al que necesitaría para comprar ropa nueva. Si dejamos lo económico de lado, podemos verlo como la opción de encontrar prendas originales que seguramente no se encontrarían en otras tientas por no estar de moda, además es una buena forma de ayudar al medio ambiente, dando uso a prendas que indudablemente irían a parar a la basura.

 

La última recomendación antes de realizar una compra de este tipo, es asegurarse de que los responsables de la tienda, sean de fiar, y que estén cumpliendo con el filtro de la ropa usada, que tenga en venta prendas que realmente se puedan usar y de que verdaderamente estén desinfectadas.