Motos de segunda mano

Las motos son fascinantes, ahorran tiempo, son perfectas para evitar estancamientos y es uno de los medios de transporte preferido por una gran cantidad de personas que las usan para ir y volver de sus trabajos, sin preocuparse por llegar tarde.

Al considerar adquirir una motocicleta usada lo primero que se debe de tener claro es el tipo de moto que deseamos comprar, los motociclistas con experiencia se pueden saltar este paso ya que saben lo que buscan. Sin embargo para los novatos, las cosas se complican un poco, ya que existen infinitas variedades de marcas y modelos para toda ocasión, por ejemplo, las motos deportivas poseen un mejor desempeño en las curvas, mientras que si lo que desea es una conducción de larga travesía una tipo Cruiser es la mejor opción para usted. Por ende lo principal es indagar acerca de sus necesidades y dar con el tipo de moto que le convenga.

Con esto claro, lo segundo es buscar ofertas, puede visitar tiendas en su localidad que se dediquen a vender motos usadas, además puede realizar búsquedas por Internet para comprar a larga distancia, esta opción en ocasiones sueles resultar mejor, ya que los precios se abaratan al tener una conexión directa con el vendedor, es decir, sin que participen intermediarios.

Una vez que encuentra una oferta atractiva, contacte al vendedor para realizar la negociación, se deben hacer preguntas como cuál es el kilometraje de la moto, año de fabricación, cuantos dueños ha tenido anteriormente y por supuesto si los papeles están en regla. Se debe asegurar de realizar todas las preguntas durante el contacto con el vendedor y todas las dudas pertinentes, para evitar perder el tiempo al realizar encuentros para ver motos que no cumplen con sus requerimientos.

Es muy importante que antes de llegar a un acuerdo, usted pueda ver la moto en persona, y más importante aún, pueda probarla, ya que esta es la única manera de detectar si la moto tiene alguna falla mecánica o defecto estético.

Al realizar la prueba preste mucha atención al desempeño de la maquina en las rectas y las curvas, esté atento a ruidos extraños, problemas para frenar, condición de los neumáticos, etc.

Ventajas de comprar una motocicleta usada:

·         Se pueden llegar a negociaciones con el vendedor usando otra moto usada como parte del pago, lo cual no se puede realizar al comprar un modelo nuevo en un concesionario.

·         Puede adquirir una buena marca a un bajo costo y  puede permitirse realizarle cambio de piezas si así lo desea, debido a la diferencia de precios con una nueva.

·         Es más barato adquirir una usada que una nueva y cumple el objetivo, que es transportarse de un lado a otro de forma más rápida y eficiente.

Desventajas de comprar una motocicleta usada:

Algunas motos usadas son más costosas que una nueva, debido a las reparaciones o modificaciones que le realizó el vendedor con el fin de mejorar su rendimiento.

La mayoría de los vendedores tratan de esconder los defectos o averías que presenta la moto con el objetivo de deshacerse del vehículo y ganar más dinero.

 

Como todo negocio, pues este también tiene sus pro y sus contra, según sus requerimientos y necesidades debe valorar lo que está en juego y si vale la pena o no, entrar en el mundo de las motos de segunda mano, lo que sí le puedo asegurar es que una vez que realice la primera compra, no será la única, ya que es algo realmente adictivo.